domingo, outubro 02, 2016

REI DE ESPANHA DIZ QUE A IMIGRAÇÃO É POSITIVA...

Entre medidas de seguridad reforzadas en el cuartel general de las Naciones Unidas, donde se daban cita más de un centenar de jefes de Estado y Gobierno para la 71ª Asamblea General, se ha inaugurado este lunes la Reunión de Alto Nivel sobre Grandes Desplazamientos de Refugiados y Migrantes. Era la primera cita de este tipo que se celebraba en la ONU - convocada por la Asamblea General- para responder a un fenómeno creciente. "Somos testigos de que en el mundo hay hoy un nivel de movilidad humana sin precedentes", recoge en su arranque la declaración de Nueva York, que fue aprobada por 193 estados miembros por la mañana. Con la cifra de 65 millones de personas desplazadas de manera forzosa como referente - incluyendo 21 millones de refugiados, tres millones que buscan asilo y más de 40 millones de personas desplazadas internamente -, los líderes mundiales han reafirmado su "profunda solidaridad y apoyo" para los millones de personas que son forzadas a desplazarse por razones que no están bajo su control. Unos números que contrastan con los refugiados que se han comprometido a acoger algunos países. Hace una semana, Estados Unidos anunció que iba a proponer admitir a 110.000 para el año próximo que comienza en octubre de 2016. Un informe de la organización Oxfam sostiene que España acogió a 480 refugiados de los casi 18.000 supuestamente previstos para el fin de 2017. El texto de la declaración aprobada este lunes en Nueva York subraya que los miembros de la ONU están "determinados a salvar vidas"; también a adoptar compromisos para hacer frente a esta crisis humanitaria y garantizar los derechos de migrantes y refugiados con independencia de su estatus. El secretario general de la organización, Ban Ki Moon, ha recordado que los desplazados no pueden "ser vistos como una carga" sino que "ofrecen un gran potencial" e hizo hincapié en que "debemos situar los derechos humanos de los refugiados y migrantes en el núcleo de nuestro compromiso". El Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, ha destacado la urgencia de actuar pronto y pidió a los estados miembros que se comprometan políticamente, que aporten fondos y que den apoyo técnico a los países receptores. "El mundo no quiere que nuestras intenciones se queden en el papel", ha dicho Grandi. Su plegaria pareció surtir efecto. El primer ministro chino, Li Kequiang, se comprometió a aportar 100 millones de dólares adicionales para hacer frente a la crisis de refugiados.
España aspira a ser un "actor relevante" en la acogida. En representación de España acudió a esta cita internacional el rey Felipe VI, que ha destacado durante su intervención que el país aspira a ser "un actor relevante en una cuestión de enorme contenido ético y humanitario", como son los desplazamientos de refugiados y migrantes que huyen del conflicto, el terrorismo y la persecución. Según el monarca, es "nuestra responsabilidad" acoger a las personas que llaman a las puertas de Europa, "en la medida de nuestras capacidades para que puedan llevar una vida digna".En una de las mesas de trabajo de la Reunión de alto nivel, el rey ha resaltado la diversidad de las sociedades de hoy y del futuro, desde el punto de vista étnico, cultural y religioso. "Los flujos migratorios gestionados correctamente tienen un impacto claramente positivo", ha dicho después de señalar que esa diversidad ha de ser compatible con "los valores que deben ser observados en los países de acogida". En su tercer visita oficial a la ONU, - acompañado de la reina Letizia que siguió una agenda paralela con encuentros con la responsable de la OMS, Margaret Chan, y la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-NgCuka -, Felipe ha ensalzado la voluntad del país "para contribuir a amortiguar un drama humano de primera magnitud". Esta crisis, ha añadido, no puede ser solventada de manera individual. Por ello ha llamado a luchar coordinadamente contra la trata de seres humanos y traficantes de personas y a dar protección internacional a los legítimos demandantes de asilo. El monarca ha avanzado el compromiso de España para trabajar en la elaboración y negociación de los dos pactos sobre migrantes y refugiados para 2018.A unas manzanas de la sede de la ONU donde los lideres hablaban sobre cómo responder a la crisis de refugiados, el candidato republicano a la Casa Blanca,Donald Trump, criticaba las "pobres revisiones" que se hacen de los jóvenes sirios que llegan a EEUU y que ya superan la cifra de 10.000.
*
Fonte: http://www.elmundo.es/internacional/2016/09/19/57e018e8e5fdeac5588b4633.html

* * *

Não surpreende que o monarca do país irmão tenha uma atitude tão despudoradamente pró-imigração. O indivíduo que em Portugal seria rei caso Portugal estivesse debaixo de uma monarquia, D. Duarte Nuno, diz por exemplo que é preciso ter um especial cuidado em prol das minorias étnicas africana e cigana - a elite reinante é igual em todo o Ocidente e a malta do dito sangue «azul» é profundamente educada pela(s) Igreja(s) e pelo discurso político da intelectualidade dominante em geral. Não poder deitar abaixo esta gente através do voto democrático seria uma grande chatice... e viva a República...

2 Comments:

Blogger Da Serra said...

Abram os palácios para acolherem essa gente, já que são tão amiguinhos deles!!!

3 de outubro de 2016 às 20:37:00 WEST  
Blogger SHTF way of life said...

O Rei da Noruega acha que os noruegueses nem mesmo existem.

Tem que levar a baixo é tudo e construir uma nova aristocracia guerreira.

Na prática isto já está sendo feito.

4 de outubro de 2016 às 02:01:00 WEST  

Enviar um comentário

<< Home